El estudio de NEJM muestra que la detección activa de casos en toda la comunidad tiene el potencial de erradicar la TB utilizando las herramientas existentes

El artículo, Community-wide Screening for Tuberculosis in a High-Prevalence Setting, publicado ayer en New England Journal of Medicine, indicó que las pruebas de detección anual de tuberculosis en toda la comunidad en un área endémica de la enfermedad era más efectiva que la detección pasiva estándar de casos para reducir la prevalencia de la tuberculosis. El estudio indica que es posible alcanzar la tasa de disminución necesaria para lograr los objetivos ambiciosos de End TB utilizando las herramientas existentes, siempre y cuando los esfuerzos se amplíen de forma rápida y adecuada.

El estudio fue realizado por un amplio equipo multiorganizacional, dirigido por el Profesor Guy B Marks, Presidente Electo de la Unión. Este ensayo controlado aleatorio, el primero de este tipo de intervención, investigó los efectos de las pruebas de detección de la tuberculosis entre todos los residentes adultos de una comunidad, anualmente durante tres años. Los resultados indicaron una reducción de casi el 50 por ciento en la cantidad de personas con enfermedad de tuberculosis en la comunidad y una reducción del 50 por ciento en la cantidad de niños (de 6 a 14 años) que mostraban infección de tuberculosis.

El fundamento de la detección activa de casos en toda la comunidad, o de las pruebas de detección de tuberculosis en comunidades enteras, es encontrar y tratar a todas las personas con tuberculosis en una comunidad y detener la propagación de la enfermedad. Este método no se limita a la espera de que las personas que presentan síntomas busquen atención, ni a la debilidad del sistema de salud, ni se limita a la minoría de los casos que se encuentran en grupos de "alto riesgo". Estas limitaciones están presentes en los enfoques globales existentes para el control de la tuberculosis: detección pasiva de casos (optimización de los servicios de diagnóstico y tratamiento para los pacientes que buscan atención para los síntomas de la tuberculosis), y detección activa y selectiva de casos (pruebas de detección de tuberculosis solo en grupos de alto riesgo).

Participaron 100,000 personas en el estudio, que se llevó a cabo en una provincia del delta del Mekong en Vietnam con una elevada carga de tuberculosis. Las pruebas de detección incluyeron la recolección de esputo de personas en sus hogares y el análisis de la muestra utilizando una prueba molecular para detectar la tuberculosis. El estudio se realizó en colaboración con el Programa Nacional de Tuberculosis de Vietnam, y fue financiado por el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia.

Noticias