El Presidente de la Unión convoca a un cambio en la Reunión de Alto Nivel sobre Terminar con la Tuberculosis de la ONU

El Presidente de La Unión, el Dr. Jeremiah Chakaya Muhwa, se dirigió a los líderes de alto nivel de la primera reunión de alto nivel (HLM) sobre terminar la tuberculosis (TB) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se realizó ayer, 26 de septiembre en Nueva York.

Habló en un panel compuesto por diversas partes interesadas y encabezado por el Prof. Isaac Folorunso Adewole, Ministro de Salud de Nigeria, y el Dr. David Sergeenko, Ministro de Desplazados Internos de Los Territorios Ocupados, Sanidad, Trabajo y Asuntos Sociales de Georgia. El discurso central estuvo a cargo del filántropo Bill Gates, quien exhortó a la acción y al compromiso con la TB.

El Dr. Chakaya hizo tres propuestas cuando se dirigió a la HLM: revolucionar la prevención, aumentar la demanda de los servicios de la TB y crear el espacio para involucrar a nuevos socios a través del Mes de la Prevención de la TB.

El texto completo de su discurso se reproduce debajo. Aquí puede ver el video del panel (el Dr. Chakaya habla del minuto 26.48 al 33.20).

Su Excelencia Ministro Adewole y su Excelencia Ministro Sergeenko; excelencias, invitados distinguidos, compañeros panelistas, colegas, damas y caballeros.

Estoy muy feliz de que hoy este panel esté codirigido por Nigeria, y de que el Sr. Gates haya dado el discurso central. Esto me recuerda los eventos de 2006, cuando el presidente de Nigeria de aquel entonces, el Presidente Obasanjo, y el Sr. Gates lanzaron el Plan Mundial para Detener la TB. Ese fue un momento importante.

Espero que este momento sea aún más importante. Espero que sea histórico.

Me gustaría contarles que soy de Kenia. En Kenia, perdemos cerca de 120 keniatas todos los días debido a la TB.

Nací en la zona rural de Kenia en la pobreza y donde hoy la pobreza aún prevalece. Vivo en una ciudad donde la pobreza continúa siendo un gran problema. Tanto en mi pueblo como en la ciudad donde vivo, las personas han muerto y continúan muriendo debido a la TB. Durante los últimos 25 años, he trabajado arduamente para terminar con la TB, como médico de la TB, como gerente de programa y en diversas funciones con entidades como la OMS, La Unión, Stop TB Partnership y The Global Fund, pero esta enfermedad continúa prácticamente igual.

Todos sabemos que la pobreza es la mayor causante de la TB y que influencia a otros causantes como la desnutrición, el uso dañino del alcohol, las viviendas precarias y los entornos de trabajo de alto riesgo.

Por lo tanto sabemos que, como comunidad de la TB, no terminaremos solos con la TB, sino que lo lograremos cuando estemos unidos a socios de fuera del sector de la salud.

Por lo tanto me gustaría compartir tres propuestas.

Número 1. Pienso que debemos liderar una revolución en la prevención de la TB.

Estamos desempeñándonos deficientemente en la prevención de la TB. Entre los niños de menos de cinco años que están expuestos a la TB en sus propias viviendas solo el 23% recibió terapia preventiva el año pasado. Solo una de cada tres personas que viven con VIH recibió la terapia preventiva de la TB el año pasado.

Sabemos que el riesgo más alto de desarrollar la TB está dentro de los meses siguientes a la infección. Sin embargo, entre las personas de todo el mundo de más de cinco años que estuvieron expuestas a la TB en sus viviendas el año pasado, solo pudimos seleccionar 103,000 personas y darles la terapia preventiva: ¿podemos imaginar solo 103,000 personas en 189 países?

En 109 países, ni siquiera tenemos datos de si los contactos de TB de la vivienda reciben terapia preventiva.

Tuvimos algunas buenas noticias hace algunos días de que una nueva vacuna en etapa de ensayo clínico es una gran promesa. Debemos aprovechar ese impulso para desarrollar una nueva vacuna porque necesitamos una revolución en la prevención de la TB.

Número 2. Debemos aumentar la demanda de servicios de la TB, no solo la oferta.

Y debemos comenzar por los contactos de TB de la vivienda. Debemos honrar los derechos de estos contactos. Cada uno tiene el derecho de conocer el estado de su TB, ya sea que estén infectados o tengan la enfermedad activa, y debe poder tomar decisiones informadas acerca de la prevención y el tratamiento.

Aquí es donde los socios de fuera del sector de la salud pueden ayudarnos. Pueden compartir la información de la TB y pueden crear demanda de servicios para la TB. Podemos comenzar creando sociedades en sectores donde los causantes de la TB estén presentes.

Es la demanda local de la atención y de los servicios de la TB lo que creará más responsabilidad nacional de progreso.

Número 3. Debemos crear oportunidades para involucrar a muchos socios.

Reconocemos al Día Mundial de la TB cada año, una fecha muy importante, para la educación pública y la defensa. Cuando hay tan poca consciencia sobre la TB en el público, un día dedicado a la defensa no es suficiente.

Quiero sugerir que declaremos el mes de marzo como el Mes de la Prevención de la TB. Al designar a todo un mes, tendremos más tiempo y oportunidades para coordinar la defensa y el alcance. Podemos designar oficialmente el momento y el espacio que necesitamos para educar nuestros líderes, involucrar nuestros socios y movilizar nuestras comunidades en la lucha contra la TB.

Sabemos que nuestros jefes de estado están muy ocupados y que tendrían muchos motivos para no participar en los eventos del Día Mundial de la TB. Pero si tuviéramos todo un mes dedicado a la TB no tendrían excusas para ignorar la TB.

Con esto cierro. En Kenia el año pasado, mi Presidente, Uhuru Kenyatta, anunció una nueva agenda The Big Four. Promueve el desarrollo nacional haciendo progreso en cuatro áreas: cobertura universal de la salud, seguridad alimentaria, viviendas asequibles y de calidad, y mejor manufactura para crear trabajos y crecimiento económico.

Si esta agenda es un éxito, tendría un gran impacto en la TB en Kenia. La agenda The Big Four es de hecho una agenda anti TB.

Con el Mes de Prevención de la TB, podríamos alinear los objetivos de la comunidad de la TB con los objetivos del gobierno nacional y todos los sectores involucrados en el desarrollo de Kenia, y desarrollar colaboraciones que sirvan al desarrollo económico y al trabajo para terminar con la TB a la vez.

En resumen, revolucionemos la prevención, aumentemos la demanda de los servicios de la TB y creemos el espacio para involucrar a nuevos socios a través del Mes de la Prevención de la TB.

Muchas gracias.

Noticias