La declaración de la Unión sobre el brote del nuevo coronavirus

La Unión exige una colaboración y soluciones globales que sean accesibles para todos en respuesta al brote del nuevo coronavirus (2019-nCoV).

El brote, reportado por primera vez desde Wuhan, China, fue declarado una emergencia de salud pública de preocupación internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el jueves 30 de enero. El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, dijo que la razón principal de la declaración es la preocupación de que el virus pueda extenderse a países con sistemas de salud más débiles.

La Unión agradece esta respuesta de la OMS, pero el resultado dependerá de si los esfuerzos de contención en China son exitosos.

"El brote de una nueva infección respiratoria transmitida por el aire es alarmante, especialmente dados los factores desconocidos", expresó el profesor Kevin Mortimer, Director de Salud Pulmonar de La Unión. “Estos momentos en el tiempo ponen a prueba nuestra ciencia, nuestra investigación y nuestros sistemas de salud pública. Nuestra capacidad para contener la enfermedad y desarrollar tratamientos rápidamente depende de que las agencias de salud pública trabajen juntas para coordinar entre países, idiomas y sectores".

El profesor Mortimer continuó diciendo: “La importancia de la colaboración en investigación y desarrollo es crítica. Necesitamos conocimiento, intercambio de recursos y puesta en común de información para maximizar nuestra capacidad de brindar atención efectiva a todos los necesitados y desarrollar nuevas innovaciones, incluida una vacuna. Es extremadamente importante que no nos detengamos aquí ni nos permitamos valorar solo estos sistemas durante un brote; necesitamos mantener estos principios de colaboración de manera más amplia para que podamos abordar otras amenazas reales y actuales para la salud humana e ir un paso por delante de futuras emergencias".

La cantidad de infecciones en China y otros países continúa aumentando, y la situación está evolucionando rápidamente. Los síntomas del virus incluyen signos comunes de infección, como dificultades respiratorias y fiebre, y en casos graves pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo e insuficiencia renal. Una pequeña cantidad de casos, actualmente estimado en dos por ciento, ha sido fatal.

La OMS está trabajando estrechamente con expertos mundiales, gobiernos y socios para ampliar el conocimiento científico y rastrear la propagación y la virulencia del virus, y está asesorando a países e individuos sobre cómo protegerse y prevenir la propagación del brote.

Aunque no existe un medicamento específico recomendado para prevenir o tratar 2019-nCoV, las personas infectadas reciben atención para aliviar y tratar los síntomas. La OMS ha dicho que está trabajando con una variedad de socios para acelerar los esfuerzos de investigación y desarrollo, y que algunos tratamientos específicos están bajo investigación. La Unión espera que estos esfuerzos de investigación den como resultado un tratamiento que sea asequible y accesible para todos aquellos que lo necesiten.

La mayoría de los proyectos, oficinas y personal de La Unión no se ven directamente afectados por el brote, y en esta etapa no existe un vínculo claro entre 2019-nCoV y la tuberculosis (TB). Sin embargo, dado que los síntomas del nuevo virus reflejan algunos de los síntomas de la tuberculosis, existe el riesgo de que las personas con 2019-nCoV que ingresan en instalaciones de tratamiento o pruebas de tuberculosis puedan transmitir el virus a otros pacientes. La Unión ha aconsejado a su personal del proyecto que esté al tanto de este riesgo y que se asegure de que a las personas que se someten a pruebas de detección de tuberculosis se les pregunte acerca de los viajes recientes a China o acerca de la exposición a alguien que ha estado recientemente en China.

Las medidas estándar de control de infecciones como las empleadas para prevenir la transmisión de la tuberculosis son medidas importantes que se deben adoptar. El sitio web de la OMS contiene documentos técnicos detallados y completos sobre 2019-nCoV, que incorpora las lecciones aprendidas de la experiencia mundial con los virus SARS y MERS. También se deben seguir las recomendaciones estándares de la OMS para el público sobre la prevención de la propagación de enfermedades, como el lavado regular de manos.

La Unión ha establecido un equipo de expertos para monitorear de cerca el brote de 2019-nCoV.

Noticias