Los socios de STOP revelan que la Fundación para un Mundo Libre de Humo está gastando más en relaciones públicas que en investigación científica

Investigadores de STOP, un organismo mundial de control de la industria tabacalera del que La Unión es socio, han publicado un análisis de la declaración de impuestos de 2018 de la Fundación para un Mundo Libre de Humo (FSFW, por sus siglas en inglés), financiada por Philip Morris, que arroja luz sobre las actividades de financiación de la organización.

FSFW fue creada en septiembre de 2017 como una organización científica con el objetivo de "acelerar el cese del tabaquismo", con un monto pignorado de U$S 80 millones a lo largo de doce años por Philip Morris International (PMI). Sin embargo, el análisis de la declaración de impuestos, publicado en The Lancet el 6 de junio de 2019, muestra que FSFW gastó sólo U$S 6.46 millones en "subvenciones y contribuciones" en 2018, en comparación con los U$S 7.6 millones gastados en "comunicaciones" en el mismo año, la mayoría de los cuales se pagaron a empresas de relaciones públicas.

La declaración de impuestos también demuestra que se gastaron otros U$S 7.03 millones en personal, dejando sin gastar U$S 47.45 millones. Con sólo otros U$S 19.2 millones de fondos de subvención identificados como aprobados para pagos futuros, los investigadores de STOP concluyeron que FSFW parece estar luchando por financiar la investigación científica utilizando el dinero que ha recibido de la industria tabacalera.

A pesar de los millones gastados en relaciones públicas, el análisis académico muestra que la cobertura mediática de la organización ha sido en gran medida negativa. En los primeros seis meses de existencia de FSFW, sólo el veinte por ciento de los artículos de noticias la enmarcaron de manera positiva. Durante ese tiempo, la prensa enmarcó principalmente la misión y la visión de FSFW con "duda, escepticismo y desaprobación".

FSFW sigue siendo financiada exclusivamente por PMI un año después de su creación, aunque la organización afirmó que buscaría financiación de otras fuentes. Dos importantes financiadores, Bloomberg Philanthropies y Bill & Melinda Gates Foundation, han rechazado públicamente la FSFW, y parece que otros financiadores están haciendo lo mismo. En el análisis publicado en The Lancet, los investigadores de STOP refuerzan la necesidad de seguir los exitosos llamamientos hechos hasta ahora por la Organización Mundial de la Salud y la comunidad de salud pública para rechazar la colaboración con FSFW.

STOP ha publicado un informe que resume la evidencia que apoya el creciente consenso de que FSFW está trabajando esencialmente como un grupo de frente para PMI; sirviendo como una "función clave de relaciones públicas" para el gigante del tabaco, en lugar de ser una organización científica independiente que trabaja para el control del tabaco.

Acerca de STOP (Stopping Tobacco Organizations and Products)

STOP es un organismo mundial de control de la industria tabacalera cuya misión es exponer las estrategias y tácticas de la industria tabacalera para socavar la salud pública. STOP está financiado por Bloomberg Philanthropies y se compone de una asociación entre el Grupo de investigación de control del tabaco de la Universidad de Bath, el Centro global para la buena gestión del control del tabacoel Departamento de control del tabaco y estadísticas demográficas de la Unión y Vital Strategies.

 

Noticias