Prevención, personas y asociaciones en la 19ª Conferencia de la Región de América Latina de La Unión

En su discurso de apertura para los asistentes de la 19ª Conferencia de la Región de América Latina de La Unión, que tuvo lugar durante el 12º Congreso de la Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT), en Panamá, el Director Ejecutivo de La Unión, José Luis Castro, hizo un llamado positivo a la acción para que todos los involucrados en la lucha para erradicar la tuberculosis se centren en estrategias basadas en las personas, las asociaciones, y quizás lo más importante de todo, la prevención.

Dijo: "El progreso contra la tuberculosis en América Latina se ha estancado. Vemos brechas alarmantes en el acceso a la atención de la tuberculosis y una grave necesidad de mejorar la prevención. La región se está urbanizando, creando condiciones para que la tuberculosis se propague y empeorando la calidad del aire que respiran las personas. Las enfermedades no transmisibles están en aumento".

"No hay escenarios en los que podamos eliminar la tuberculosis sin un aumento drástico de la prevención. Esto significa llegar a las personas que viven con la infección de tuberculosis", dijo.

"La prevención es especialmente relevante para América Latina, que tiene bajas tasas de enfermedad activa en comparación con muchas otras áreas del mundo".

"Pero incluso en los países con una gran carga, tenemos que pensar de forma creativa en cómo ampliar el acceso al tratamiento de la enfermedad de tuberculosis y la infección de tuberculosis al mismo tiempo".

"Es de vital interés para los jefes de estado y de gobierno defender la eliminación de la tuberculosis".

Las cifras proyectadas por la compañía internacional de contabilidad KPMG estiman que entre 2015 y 2030, 28 millones de personas morirán de tuberculosis y la economía mundial perderá un billón de dólares debido a la tuberculosis.

"No podemos permitir que esto suceda", dijo José Luis Castro a los delegados de #ALATPanama2019. "Por eso la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la TB del año pasado fue tan fundamental".

"La declaración política que surgió de esa reunión, respaldada por prácticamente todos los gobiernos del mundo, ofrece una hoja de ruta para la acción. La declaración política es quizás la mejor herramienta global de apoyo que hemos tenido para la TB en nuestras vidas".

"Los compromisos contraídos incluyen el suministro de tratamiento contra la tuberculosis a 40 millones de personas entre 2018 y 2022, incluidos 3.5 millones de niños".

"Proporcionar terapia preventiva a 30 millones de personas que viven con la infección de tuberculosis, incluidos cuatro millones de niños menores de cinco años".

"Para que todo esto ocurra, los líderes mundiales también se comprometieron a proporcionar 'financiación suficiente y sostenible' para la atención de la tuberculosis. Esto incluye, para el año 2022, proporcionar dos mil millones de dólares anuales para la investigación y el desarrollo de nuevas herramientas, y 13 mil millones de dólares anuales para prestar atención a la tuberculosis".

"Nos corresponde a nosotros asegurarnos de que la declaración política sobre la tuberculosis no sea solamente un documento más. Depende de nosotros asegurarnos de que dentro de 10, 20 o 100 años podamos mirar hacia atrás y ver que la Reunión de Alto Nivel de la ONU sobre la TB de 2018 fue un punto de inflexión histórico en nuestros esfuerzos por acabar con el flagelo mundial de la TB".

Además de sus comentarios sobre la importancia de centrarse en la prevención como estrategia clave para acabar con la tuberculosis, José Luis Castro también habló sobre cómo La Unión ha hecho del trabajo con los supervivientes de la tuberculosis y las comunidades afectadas por la enfermedad una prioridad, y se ha comprometido a trabajar en colaboración con todos los representantes de los sectores público y privado para garantizar que se compartan los mensajes clave y se cumplan los objetivos.

Celebrada en América Central por primera vez, la Conferencia de la Región de América Latina de la Unión y el Congreso de ALAT reunieron a delegados entre los que se encontraban médicos, investigadores, profesionales de la salud, políticos, medios de comunicación y personas afectadas por la tuberculosis para debatir enfoques regionales sobre los desafíos de la salud pulmonar, incluida la tuberculosis, la enfermedad pulmonar, el control del tabaco y la contaminación del aire.

La Directora Científica de la Unión, Dra. Paula I Fujiwara, hizo una presentación sobre la tuberculosis y la diabetes, mientras que el Director Regional de América Latina, Gustavo Soñora, habló sobre la tuberculosis y el tabaco.

Más información sobre la 19ª Conferencia de la Región de América Latina de La Unión y el 12º Congreso de ALAT en su sitio web.

 

Noticias